Dime como tienes el armario y te diré como eres.


¿Qué dice nuestro armario de nuestra personalidad?, ¿qué dice un escritorio  de nosotros mismos? ¿Qué dicen las librerías de nuestra forma de ser y el cajón de los juguetes de nuestra forma  de hacer?

Muchos  de los conflictos  que las madres y/o padres tienen  con sus hijos e hijas estallan cuando les pedimos algo tan “sencillo” como ordenar  el armario de la ropa, el escritorio, las librerías o  su habitación.

 

Un armario muy desordenado puede reflejar poca constancia, inconsistencia en el  quehacer  diario, y generalizando inconsistencia del propio proyecto personal de vida. Nos desvela en un niño, niña o adolescente poca paciencia, inconstancia e incluso  inmadurez e irresponsabilidad en edades posteriores. (Pos-adolescencia)

Las  habitaciones de los adolescentes y sus armarios son un fiel reflejo de cuan ordenados son nuestros hijos y nos dice mucho de sus hábitos, su forma de ser, y sobre todo de las relaciones familiares.

El orden es un valor que se aprende (se puede enseñar) en el hogar y nos acompaña toda la vida.

 El orden es uno de los valores indispensables para triunfar en la vida y para realizar las cosas de forma satisfactoria. De ahí la importancia de educar a nuestros hijos en este valor.

Cuando enseñamos a un niño estrategias de orden, no solo les estamos enseñando a ser capaces de organizar las cosas materiales: el armario, el escritorio, el juguetero, la habitación;…sino que les estamos enseñando  a conducir  su vida de forma estructurada, a organizar sus  ideas, a organizarse en el estudio  e incluso en la forma de saber estar con los demás.

Papá¡¡ Mamá¡¡ tienes un hijo o hija desorganizada y discutes constamente por ese tema.?? Artesana de Ilusiones  educa e ilustra a los niños, niñas y adolescentes con nuevas formas de ordenar su pequeño mundo, y de esa forma van estructurando su parcela de vida que les toca vivir.  Y de esa forma  van aprendiendo cualidades para llevar una vida equilibrada y más autónoma.
 
 
 
¿Por qué es importante adquirir el hábito del orden?

·         Permite el desarrollo de niños y adolescentes más autónomas y responsables.

·         Permite una convivencia más positiva con la familia: padres, hermanos y con los demás.

·         Facilita la adquisición de nuevos aprendizajes.

·         Nos ayuda en la vida cotidiana, simplifican nuestra forma de actuar y en ocasiones ganamos tiempo.

·         Adquirir el hábito de orden y convertirlo en una rutina diaria, es internalizado y se convierte en un orden interno.

·         El tener orden interno permite al niño y/o adolescente a procesar más rápidamente toda la información que recibe del exterior.

La mayoría de las familias tienen al menos a un adolescente o pre adolescente cuyo dormitorio parece un verdadero vertedero. El desorden puede alterar el bienestar de toda la familia e incluso la tranquilidad del  hogar. La ropa sucia se amontona, provocando crisis mañaneras cuando no encuentran nada que ponerse. Los vasos sucios se pierden en el caos, huelen mal y atraen insectos. La tarea del colegio se pierde y los objetos de valor se arruinan.

Os dejo  algunos consejos para inculcar hábitos de limpieza y orden a vuestros hijos:

Si
No
Razone primero: Ej:“vertirse será más fácil y tu ropa lucirá mejor si está doblada y guardada.
No de sermones ni quejas insistentes ni lance amenazas huecas
Establezca un plazo: sea razonable. Considere las obligaciones de su hijo en el colegio y actividades extracurriculares
NO deje que se acumulen cosas en el cuarto de su hijo que ya no usan. Establezca un horario regular para clasificar ropa u otros objetos que ya no se usan y que puede regalar, donar o tirar.
Cultive buenos hábitos: empiece cuanto antes. Señalice espacios de colocación y haga que guarde allí sus objetos; libros, juguetes, bufandas, cinturones…
No justifique el comportamiento irresponsable de su hijo
 
No espere que el cuarto de su hijo esté más limpio que el suyo
 
 

 


Si dejamos que el desorden vaya más allá, este desorden acabará influyendo en sus estudios, en la relación con la familia, en sus relaciones sociales y  en su vida en general

Si lo deseas, puedo ayudarte. Y sin que salgan tus hijos de casa. Comenzando por enseñarles estrategias de orden en  el armario, el escritorio, la habitación o lo que tu creas necesario y así consiguiendo trabajar con el niño, niña o adolescente otras situaciones importantes o conflictivas, de manera que mejore su vida y aprenda a mantener un equilibrio emocional.

Ana Isabel González
629/503 409
  Salamanca
"La mayor ilusiones es... seguir teniendo Ilusiones"



"

No hay comentarios:

Publicar un comentario